Poner el tarro de leche evaporada en el congelador unos 15 minutos.

Moler galletas Digestive.

Batir leche condensada y agregar el jugo de limón.

Batir leche evaporada hasta que se haga espuma.

Juntar ambas mezclas con movimientos envolventes.

En un recipiente individual poner las galletas como base y agregar la mezcla anterior, hasta rellenar el molde perfectamente.

Decorar con chocolate amargo derretido.

Refrigerar dos horas.

Listo para servir.